06.02.24       Morning Spanish Murli        Om Shanti      BapDada       Madhuban


Esencia:
Dulces hijos, recordad la historia de vuestra victoria y derrota. Esta es una obra de felicidad y pesar. Hay tres cuartas partes de felicidad y una de pesar. La felicidad y el pesar no son iguales.

Pregunta:
¿De qué manera es realmente sorprendente este drama?

Respuesta:
Este drama ilimitado es tan maravilloso que cualquier cosa que ocurre en el mundo entero, a cada segundo, se repite idénticamente. Este drama continúa moviéndose como un piojo. Continúa haciendo tic tac. Un tic tac no puede ser igual al siguiente tic tac. Por eso este drama es tan maravilloso. Cualquier papel que representen los seres humanos - bueno o malo - está fijado. Sólo vosotros hijos entendéis esto.

Om shanti.
Hijos, se os ha explicado el significado de “om shanti” porque ahora tenéis que haceros conscientes del alma. El alma da su presentación: Soy un alma. La religión original de las almas es la paz. El programa para todas las almas es ir al hogar ahora. ¿Quién os relata este programa de ir al hogar? Sin lugar a dudas, sería el Padre quién os dijese esto. Oh almas, ahora el mundo viejo va a terminar. Todos los actores han venido aquí ahora. Sólo unas pocas almas permanecen arriba. Ahora todas tienen que regresar al hogar. El papel después se tiene que repetir. Originalmente, vosotros hijos pertenecíais a la religión original eterna de las deidades. Primero fuisteis a la edad de oro, después, teniendo renacimientos, habéis llegado al reino que no os pertenece. Sólo vosotras almas sabéis esto; nadie más lo sabe. Sois hijos del único Padre. El Padre os dice a los más dulces hijos: Hijos, ahora habéis bajado y caído en el reino extranjero de Ravan. Habéis perdido vuestra propia fortuna del reino. Hace ahora 5000 años desde que se convirtió en la edad de oro, cuando pertenecíais a la religión de las deidades. Gobernasteis medio ciclo, porque sin duda, teníais que bajar la escalera. No olvidéis que de la edad de oro, tuvisteis que ir a la edad de plata y después a la edad de cobre y a la edad de hierro. Recordad la historia de vuestra victoria y derrota. Vosotros hijos sabéis que en la edad de oro erais residentes satopradhan de la tierra de la felicidad. Después, renaciendo, habéis llegado al estado de decadencia total en la tierra del pesar. Ahora, vosotras almas, estáis recibiendo shrimat del Padre una vez más, porque las almas han permanecido separadas del Alma Suprema por un largo tiempo. Hijos, habéis permanecido separados mucho tiempo. Fuisteis los primeros en separaros y después habéis continuado representando vuestro papel de felicidad. Después, os fue arrebatada vuestra fortuna del reino; interpretasteis papeles de pesar. Ahora, hijos, tenéis que reclamar vuestra fortuna del reino de felicidad y paz una vez más. Las almas dicen que debería haber paz en el mundo. En este tiempo, debido a ser tamopradhan, hay intranquilidad en el mundo. Esta es una obra de paz e intranquilidad, felicidad y pesar. Sabéis que hubo paz en el mundo hace 5000 años. El mundo incorporal es la tierra de la paz. Sin duda, donde residen las almas, no hay intranquilidad. En la edad de oro había paz en el mundo y después, al caer vosotros, hubo intranquilidad. Ahora todos quieren que haya paz en el mundo. Al gran elemento brahm no se le puede llamar un mundo. Se le llama el Brahmand, donde residís vosotras las almas. La religión original de las almas es la paz. Cuando un alma se separa de su cuerpo, se vuelve pacífica y sólo puede hacer sonido y movimiento cuando toma otro cuerpo. ¿Para qué habéis venido vosotros hijos aquí? Decís: Baba, llévanos a nuestra tierra de la paz y a la tierra de la felicidad. No hay papel de felicidad ni pesar en la tierra de la paz o de la liberación. La edad de oro es la tierra de la felicidad, y la edad de hierro es la tierra del pesar. En el cuadro de la escalera se muestra cómo bajáis. Bajáis la escalera. Sólo subís una vez. Subís cuando os hacéis puros y bajáis cuando os hacéis impuros. Sin haceros puros, no podéis subir. Por eso clamáis: Baba, ven y haznos puros. Primero iréis a la tierra pura de la paz y después iréis a la tierra de la felicidad. Primero hay felicidad y después hay pesar. Hay un mayor margen de felicidad. No habría beneficio si fuesen igual; sería entonces inservible. El Padre explica: En este drama predestinado, hay tres cuartas partes de felicidad y una cuarta parte de pesar. Hay un poco de pesar. Por eso se le llama una obra de felicidad y pesar. El Padre sabe que nadie aparte de vosotros hijos, puede conocerle. Os he dado Mi propia presentación y también la presentación del principio, el medio y el final del mundo. De ateos, os he hecho teístas. Conocéis los tres mundos. La gente de Bharat ni siquiera conoce la duración del ciclo. Sólo vosotros sabéis que Baba os está ahora enseñando una vez más. El Padre ha venido a la tierra extranjera, en un traje incógnito. Baba también es incógnito. Las personas se conocen a sí mismas físicamente, pero no conocen su alma. Cada alma es imperecedera y los cuerpos son perecederos. Nunca deberíais olvidar al alma ni al Padre del alma. Estamos reclamando nuestra herencia del Padre ilimitado. Recibiréis vuestra herencia cuando os hagáis puros. Sois impuros en este reino de Ravan y por eso clamáis al Padre. Tenéis dos padres. El Padre Supremo, el Alma Suprema, es el único Padre de todas las almas. No es que todos los hermanos sean el Padre. Cuando en Bharat hay difamación extrema de la religión, cuando todos olvidan al Padre parlokik de las almas de todas las religiones, es entonces cuando Él viene. Esto también es una obra. Cualquier cosa que ocurre en una obra, continúa repitiéndose. Vosotras almas venís a representar vuestro papel y luego regresáis tantas veces. Este drama continúa avanzando eternamente como un piojo; nunca termina. Continúa haciendo tic tac, pero un tic tac no puede ser igual a otro. Es un drama tan maravilloso… Segundo a segundo, lo que sea que ocurra en el mundo, después se repetirá. Se muestran todos los actores principales de cada religión. Cada uno de ellos establece su propia religión. No establecen un reino. Sólo el Padre Supremo establece una religión y un reino y también una dinastía. Esa gente establece una religión y todos tienen que seguirles. ¿Quién lleva a todos de regreso? El Padre. Algunos representan un papel muy corto y después se acaba. Como los insectos y los gérmenes, emergen y mueren. Es como si no tuviesen ningún significado en el drama. ¿Hacia dónde se dirige vuestra atención? Hacia el Creador a quien todos dicen: ¡Oh Dios, Padre! ¡Oh Padre Supremo, Alma Suprema! Él es el Padre de todas las almas. Al principio estaba la religión original eterna de las deidades. Este es un árbol ilimitado tan grande. Hay muchas opiniones, y han surgido tal variedad de cosas. Resulta difícil incluso contarlas. No hay fundación. El resto está todavía aquí. El Padre dice: Dulcísimos hijos, vengo cuando todas las demás religiones están aquí, pero no existe la única religión. La fundación ha desaparecido y sólo quedan sus imágenes. Solo hubo una religión original eterna. El resto viene más adelante. Hay muchos en la edad de plata que no van al paraíso. Ahora estáis haciendo esfuerzos para ir al paraíso, al mundo nuevo. El Padre dice: Iréis al paraíso cuando Me recordéis y os hagáis puros, y también embebáis virtudes divinas. Sin embargo, hay muchas ramas y ramillas en el árbol. Vosotros hijos conocéis el árbol, y cómo todas aquellas deidades originales eternas existieron en el paraíso. Ahora ya no existe el paraíso. Ahora es el infierno. Por eso el Padre ha hecho que se haga el cuestionario: Preguntad a vuestro corazón si sois residentes del paraíso de la edad de oro o residentes del infierno de la edad de hierro. Habéis descendido desde la edad de oro a la edad de hierro. En ese caso, ¿cómo subiréis otra vez? El Padre os está dando enseñanzas: ¿Cómo os haréis satopradhan de tamopradhan? Consideraos un alma y recordadme y mediante este fuego del yoga vuestros pecados se absolverán. También os enseñé conocimiento en el ciclo previo y os convertí en deidades. Ahora os habéis hecho tamopradhan. Entonces, sin duda tiene que haber alguien que os haga satopradhan. Ningún ser humano puede ser el Purificador. Cuando la gente dice: “¡Oh Purificador! ¡Oh Dios!”, su intelecto va arriba. Él es el Incorporal. El resto son actores; continúan renaciendo. Yo estoy más allá del renacimiento. Este drama está predestinado. Nadie lo conoce. Vosotros tampoco lo conocíais. Ahora os llamáis los que giran el disco de la autorrealización. Permanecéis estables en la religión del alma. Tened la fe de que sois un alma. El Padre explica cómo gira este ciclo del mundo. Por eso se os llama los que giran el disco de la autorrealización. Nadie más tiene este conocimiento. Deberíais tener mucha felicidad. El Padre es nuestro Profesor. Es un Baba muy dulce. No hay nadie tan dulce como Baba. Vosotros, hijos del Padre parlokik, sois las almas que residen en el mundo de más allá (Parlok). El Padre también reside en la morada suprema. Un padre físico tiene hijos, los mantiene y se lo da todo al final, porque son sus herederos. Esa es la ley. De forma similar, vosotros también tenéis que convertiros en los hijos del Padre ilimitado. El Padre dice: Ahora, todos tienen que ir más allá del sonido, a su hogar. Allí, hay silencio, después película, y después, sonido. Algunos hijos van a la región sutil y tienen visiones. El alma no deja el cuerpo. Lo que está fijado en el drama se repite segundo a segundo. Un segundo no puede ser igual a otro. Sea cual sea el papel que representa un ser humano –bueno o malo- está fijado. En la edad de oro el papel es bueno y en la edad de hierro, el papel es malo. En la edad de hierro la gente es muy infeliz. En el reino de Rama no existen cosas sucias. El reino de Rama y el reino de Ravan no pueden existir al mismo tiempo. Debido a no conocer el drama, dicen que Dios da ambas cosas: felicidad y pesar. Igual que nadie conoce a Shiv Baba, nadie conoce a Ravan tampoco. Cada año celebran el nacimiento de Shiva y también cada año celebran la muerte de Ravan. El Padre ilimitado ahora os está dando Su presentación: Consideraos un alma y recordadme a Mí, vuestro Padre. El Padre es muy dulce. Baba no se sentaría a cantar Su propia alabanza. Los que reciben felicidad de Él cantan Su alabanza. Vosotros hijos recibís vuestra herencia del Padre. El Padre es el Océano del Amor. Después, en la edad de oro, sois dulces y encantadores. Si alguien dice que allí también existen los vicios, decidle que allí no existe el reino de Ravan. El reino de Ravan empezó a existir en la edad de cobre. Se os explica todo muy bien. Nadie más conoce la historia y geografía del mundo. Esto se os explica solo en este tiempo. Después, os convertís en deidades. No hay nadie más elevado que las deidades. Por eso, allí no hay necesidad de adoptar un gurú. Aquí, hay muchos gurús. Sólo hay un único Satguru. Los Sikhs hablan del Satguru Inmortal. Solo el Satguru es la Imagen Inmortal. Él es la Muerte de todas las Muertes, la Gran Muerte. Esa muerte viene y se lleva a una persona. El Padre dice: Yo me llevo a todos de regreso. Os hago puros a todos, y primero os llevo a la tierra de la paz y después os envío a la tierra de la felicidad. Se dice que los que Me pertenecen y después pertenecen a Maya, los que difaman al Satguru no pueden reclamar un estatus alto. No podrán recibir la herencia completa del paraíso; se convertirán en parte de los súbditos. El Padre dice: Hijos, no Me difaméis. Os convierto en los amos del paraíso y por eso tenéis también que embeber virtudes divinas. No debéis causar pesar a nadie. El Padre dice: He venido para haceros los amos de la tierra de la felicidad. El Padre es el Océano del Amor, en cambio los seres humanos océanos de pesar. Usan la espada de la lujuria y se causan pesar unos a otros. Estas cosas no existen allí. Allí, es el reino de Rama. Los hijos nacen mediante el poder del yoga. Con este poder del yoga, hacéis al mundo entero puro. Sois guerreros, pero desconocidos. Os hacéis muy conocidos y después, en el camino de la devoción, se construyen muchos templos a vosotras diosas. Se dice que la urna del néctar se coloca sobre la cabeza de las madres. Se dice: La vaca madre. Esto es conocimiento. No es una cuestión de agua. Sois el ejército Shiv Shakti. Esa gente os copia y se convierten en gurús. Ahora estáis sentados en el barco de la verdad. Cantan: Cruza mi barco. Ahora habéis encontrado al Barquero que cruza vuestro barco. Él os lleva del burdel a Shivalaya. También se Le llama el Amo del Jardín. El convierte el bosque de espinas en el jardín de flores. Allí no hay nada más que felicidad, en cambio aquí hay pesar. Está escrito en el folleto que Baba os ha pedido que imprimáis: Preguntad a vuestro corazón: ¿sois un residente del paraíso o un residente del infierno? Podéis hacer muchas preguntas. Todos dicen que hay corrupción. Seguramente, en algún momento, también tuvo que haber seres elevados. Había deidades, pero ahora no existen. Cuando desaparece la religión de las deidades es cuando Dios tiene que venir para establecer la única religión. Por tanto, estáis estableciendo el paraíso para vosotros mismos siguiendo el shrimat. Achcha

A los hijos más dulces, amados, durante tanto tiempo perdidos y ahora encontrados, amor, recuerdos y buenos días de la Madre, el Padre, BapDada. El Padre espiritual dice namasté a los hijos espirituales.

Esencia para el dharna:
1. Convertíos en un océano de amor, como el Padre, no en un océano de pesar. No realicéis ninguna acción que difame el nombre del Padre. Haceos muy dulces y encantadores.

2. Haceos puros con el poder del yoga y también capacitad a otros a hacerse así. Haced el servicio de cambiar este bosque de espinas en el jardín de flores. Permaneced constantemente felices porque vuestro dulce Baba es el Padre y también el Profesor. Nadie es tan dulce como Él.

Bendición:
Que seáis los amados reales (de realeza) del tiempo presente que reciben el amor y afecto de Dios y por tanto en el futuro también.

En la edad de la confluencia, solo vosotros hijos afortunados sois dignos de recibir amor y afecto del Confortador de los Corazones. Solo un puñado entre miles de millones recibe este amor y afecto de Dios. Con este amor y afecto Divino, os convertís en los que tienen realeza, en los amados. Reales, amados significa ser reales ahora y también en el futuro. Incluso antes de convertiros en eso en el futuro, os habéis convertido en autosoberanos en este tiempo. Igual que la alabanza del reino futuro es “Un reino, una religión”, de la misma forma, el reino de cada alma aquí está unido bajo una carpa, por encima de todos los sentidos físicos.

Eslogan:
Los que muestran la personalidad del Padre a través de sus caras son los que son amados por Dios.